Cuidados para tus joyas

 

 

  • Protege tus joyas de rayaduras, productos químicos y humedad.
  • Asegúrate de quitártelas antes de nadar en el mar o en la piscina, y de hacer deporte. El cloro, la sal y el sudor son corrosivos para la plata.
  • Evita echar perfume o cualquier producto químico sobre tus joyas.
  • Cuando no las uses durante un tiempo, guárdalas dentro de una bolsita separadas del resto de tus joyas para que no se enreden o rayen, en un lugar seco y oscuro. Las cadenas siempre cerradas para evitar que se hagan nudos. 
  • La plata se oxida al contacto con el aire cuando no se usa, para limpiarla frótala con un paño de algodón suave en seco. Si está muy oscura lávala con un poco de jabón neutro y agua, y sécala con un paño suave de algodón suave tipo pañuelo o sábana vieja. Nunca uses productos químicos ni papel de cocina porque puedes rayar la plata.